Die Antwoord

Hay una nueva religión. Se llaman Die Antwoord y ante su iluminada presencia solo puedes hacer una cosa. Arrodillarte, alzar las manos y rezar para que uno de sus esputos te golpee en toa la cara. Die Antwoord son sudafricanos, y en mis febriles y humedos delirios me gusta imaginarme que en realidad son Aqua, que incapaces de asimilar su exito a mediados de los 90, pasan su tiempo fumando metanfetamina. Hasta que un fanner sudafricano que labro su fortuna a golpe de machete, les saca de su letargo y cual mecenas renacentista los unta de billetes para que creen su gran obra maestra. Vale que solo es mi fantasía, pero en la realidad y al paso que llevan podrían superar mis expectativas. El Mc se llama Ninja, lleva el pelo de Vanilla Ice, los tatuajes mas frexcos que jamas hayas visto (entre ellos una especie de enano que calza un 52 de polla), tiene los colmillos de oro, solo viste de chandal y suele llevar unos calzoncillos con una portada de Pink Floyd. Ella se llama Yo-Landi Vi$$er, parece que ha salido de Cristal Oscuro, tiene el timbre de voz de un grillo pisao, el pelo muerto por la decoloración y su meta en la vida es ser campeona del mundo de CamelToe. Le sumamos un gordo con pinta de desgravar que parece ser el que produce. Y un dj para los directos que sufre de progeria. En sus directos parece que les gusta golpear en la cara de vez en cuando a alguien del publico al azar (verídico), y según sus propias palabras sus influencias son: la...