Si querés adrenalina, comparable a las de la ola más peluda, alquilate un jeep en indonesia con sus casi 200 millones de habitantes (todos motorizados). Garantia de diversión.